lunes, junio 17, 2024
Nacionales

Día de la identidad: fundamental para nuestra reconstrucción social

El 22 de octubre se conmemora en la Argentina el Día Nacional del Derecho por la Identidad, el mismo es en conmemoración del inicio de la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo. El Congreso Nacional sancionó en 2004 la Ley 26.001, en diciembre de 2004, mediante la cual se institucionaliza el día.

Las Abuelas de Plaza de Mayo junto con el trabajo que realiza el Banco Nacional de Datos Genéticos en la restitución de identidades es uno de los mayores orgullos de la ciencia argentina. El conocimiento científico se perfila como una herramienta invaluable al servicio de los derechos humanos, acompañando las acciones y la perseverancia.

En la actualidad se han restituido 130 nietos y aún quedan alrededor de 300 nietos por encontrar y vincular con sus familias de origen, tarea bastante compleja que conlleva una lucha diaria que el Estado realiza a cabo con las Abuelas y distintas organizaciones.

No hay duda que este es un trabajo conjunto, arduo de diferentes grupalidades que han crecido durante los años, que han logrado su espacio, conseguido derechos y que con la tecnología que hoy existe han podido hallar a sujetos y restituirles sus identidades, lo cual forma parte de sus reconstrucciones como seres.

Por otra parte, es esencial pensar que estos sujetos que han conocido su origen también se han reencontrado con una familia que no conocían y, si bien esto no es fácil, hacerlo abre un abanico de posibilidades, de percibires, de sensaciones y de nuevas relaciones tanto para esa familia que buscaba a esos seres como para el sujeto que finalmente conoce la verdad de su historia.

La Directora Nacional del Banco Genético Mariana Herrera, manifestó: “La identidad se resignifica de una manera muy fuerte para cada restituido. Es que emerge una parte de la historia que tenía derecho a saber y siempre fue negada, al tiempo que se reintegra una parte muy significativa de los vínculos afectivos que nunca deberían haberse suprimido. Me refiero a la relación con sus padres, con su familia paterna y materna. Esto a su vez tiene un impacto social muy potente: la sociedad comienza a cuestionarse como tal su propia identidad y se siente gratificada ante cada restitución. Hasta la fecha se han recuperado 130 nietos y, aproximadamente, 100 personas al mes y un total de 1200 al año vienen al Banco a realizarse chequeos. Tenemos una base de datos con unos 10 mil individuos que se hicieron las pruebas y dieron negativo”.

Es fundamental mencionar que durante la última dictadura las prácticas de adopción no estaban establecidas por la concepción del derecho a la identidad. En esa época, a los niños/as adoptados no se les contaba la verdad sobre su identidad biológica. Había mecanismos para tapar esa realidad; en efecto, como se lo ocultaban al menor, directamente, los registraban como propios aduciendo partos domiciliarios. Además, como habían pagado por ellos, en muchos casos, el delito no estaba mal visto culturalmente. Durante ese periodo, comprar bebés fue una práctica habitual; panorama que se completó con el proceso de apropiación y robo. Eso también se modificó con el empuje de las Abuelas.

En este aniversario de Abuelas de Plaza de Mayo convocan a instituciones, organizaciones de la sociedad civil y a la comunidad educativa a sumarse a la campaña “Florece Identidad”, con el objetivo de visibilizar, una vez más, la búsqueda de los cerca de nietos/as que aún falta encontrar.

La propuesta es sencilla: la campaña #FloreceIdentidadsugiere crear pétalos de diversos tamaños, formas y colores para construir colectivamente flores que nos inviten a pensar quiénes somos, de dónde venimos, qué hacemos y hacia dónde vamos. Luego se propone descargar la flor  para pegar en algún lugar visible, armar un esténcil, hacer collage, dibujar, pintar o copiar la imagen y registrar la acción con fotos y/o videos. El viernes 22 de octubre se difundirá en las redes sociales.

Por otra parte, a los y las docentes e instituciones educativas se los invita a recorrer los recursos y propuestas didácticas para trabajar en las aulas este tema en este link: https://padlet.com/abuelasdifusion/FloreceIdentidad.

Conocer nuestra historia, nuestro territorio, nuestros derechos nos permitirá proyectarnos como individuos y como sociedad hacia el futuro. Saber sobre nuestro pasado, sobre nuestro origen nos posibilita proyectarnos como sujetos y reconstruir lo sucedido nos permitirá resignificar los hechos del pasado.

Carla Elena. Autora de Esi, haciendo camino al andar. Es Psicóloga Social. Diplomada en “Violencia Familiar y Género”. “Derecho de Niñez y Adolescencia”. “Discapacidad” y “Educación en Contextos de Encierro”. Posgraduada en “Educación Sexual Integral: Desafíos de la implementación en el ámbito educativo y comunitario”. “Despatologización de las Diferencias”. Miembro de Forum Infancias. Docente. Columnista de SudestadaEl Furgón y Revista Movimiento. Participa en Radio Tinkunaco en temas sociales. Tw: @Carla_Elena5. Instagram: @carlaelena5, Mail carlaelena74@hotmail.com