lunes, junio 17, 2024
Nacionales

Walter Relañez, delegado de Kimberly: “A la patronal le dolió que pusimos las máquinas en funcionamiento”

El violento desalojo en Kimberly expresa las enormes tensiones sociales que atraviesan a la sociedad argentina. Entrevistamos a Walter Relañez, miembro de la Comisión Interna y detenido durante el operativo policial puesto en práctica en la madrugada del martes.

Por Luis Brunetto/El Furgón –

El Furgón:- ¿Cómo queda la situación después del desalojo?

Walter Relañez: – Tenemos 11 compañeros imputados por usurpación. Hace un poco más de una semana hubo una audiencia de mediación que fracasó. A la empresa directamente no le interesó que participemos de esa reunión y por eso sabíamos que el desalojo era inminente.

Movilización contra el cierre de Kimberly

EF: – El operativo fue ilegal además de brutal…

WR: – Es lo que denunciamos: El operativo fue desmedido, ilegal. Estábamos reclamando por nuestro trabajo, lo único que falta es que eso sea un delito. Llevamos adelante una medida gremial con toma de fábrica. El operativo se desarrolló sin mostrar una orden. Directamente entró la cana, nos redujo en el piso, esposó y llevó a la comisaría como si fuéramos delincuentes.

EF: – ¿Tuvieron contactos con futuros funcionarios de Kicillof? ¿Qué expectativas tienen respecto a que el próximo gobierno ofrezca alguna solución?

WR: – Si. Nos reunimos con Augusto Costa, reclamando que conformen una mesa de trabajo para discutir la reapertura de la fábrica. Kimberly ratificó el cierre en todas las audiencias del Ministerio de Trabajo, pero nosotros la  semana pasada con la prueba productiva que hicimos demostramos que la fábrica es rentable y viable con un plan productivo que se dedique a abastecer, con artículos como rollos de cocina, servilletas, pañuelitos descartables, toallas intercaladas, toallas industriales e higiénico a escuelas, hospitales, salitas, comedores populares, oficinas estatales. Y esto es lo que le dolió a Kimberly, que hayamos puesto las máquinas en funcionamiento un par de horas. Esta fue la contestación, con la complicidad del gobierno: Convertir un conflicto laboral en judicial, con palo y represión para los trabajadores que reclaman trabajo.

Movilización de los trabajadores de Kimberly

EF: – ¿Las centrales sindicales tuvieron alguna reacción?

WR: – Sacaron un comunicado de adhesión y la Corriente Federal emitió un comunicado de repudio. Pero nosotros le reclamamos al gremio desde el comienzo un paro nacional. Desde que empezó nuestro conflicto cerraron 6 fábricas papeleras, que junto con los 200 que somos en Kimberly, deben sumar más de mil personas que se quedaron sin laburo entre los papeleros. Por eso, y ahora más con este desalojo, lo mínimo que pueden hacer es convocar a un paro.

EF: – ¿Cómo piensan seguir?

WR: – Lo vamos a evaluar en estos días. Seguiremos luchando y denunciando a esta multinacional yanqui a la que el Ministerio de Trabajo le permitió hacer lo que se le diera la gana. De la noche a  la mañana dejó sin trabajo a 200 compañeros  y la cartera laboral le habilitó el camino para los retiros voluntarios. Y desde ya, pedimos a Alberto Fernández y a Axel Kicillof que nos reciban. Queremos explicarles el plan productivo que elaboramos los trabajadores de Kimberly. Necesitamos una respuesta.