domingo, abril 21, 2024
Nacionales

Autoconvocados por la educación pública se movilizan en Lomas de Zamora

Por Luis Brunetto/El Furgón –

Casi mil personas se movilizaron el miércoles 22 por las calles del centro de Lomas de Zamora. Los manifestantes, padres, docentes, auxiliares y estudiantes de alrededor de 30 establecimientos del distrito, respondieron a la convocatoria de las comunidades educativas de la Escuela nº 79 de Villa Fiorito, y del Conservatorio Julián Aguirre. La marcha fue una expresión más del conflicto que recorre toda la provincia, y que eclosionó luego de la explosión de la Escuela nº 49 de Moreno, que costó la vida de su vicedirectora Sandra Calamano y del auxiliar Rubén Rodríguez.

Movilización educativa en Lomas de Zamora

Según datos de las organizaciones que integran el FUDB de Lomas de Zamora, de los 93 edificios escolares del distrito que fueron inspeccionados después de la masacre laboral de Moreno, sólo en 17 las instalaciones de gas se hallaban en condiciones, y aun no se han realizado las inspecciones edilicias y eléctricas. Por ejemplo, en el caso de la escuela 94 de Santa Catalina, donde también funciona la Secundaria nº 88, las clases fueron suspendidas por falta de suministro de luz durante toda la semana del lunes 13 al viernes 17. En las escuelas en que los inspectores no aprobaron el estado de la instalación de gas, la solución que se encontró fue, en medio de uno de los más terribles inviernos, y de una situación social marcada por el hambre de las clases populares, el corte del suministro. Así, las clases transcurren sin estufas para combatir el frío, y sin cocinas para mitigar el hambre de los chicos, en alrededor de 80 escuelas.

Sin embargo, y a pesar de la gravedad de la situación que el SUTEBA, UDOCBA y la FEB de Lomas denuncian, tales organizaciones no participaron de la marcha, en virtud de su carácter “autoconvocado”, y a pesar de que las escuelas movilizadas se lo solicitaron públicamente. En cambio, la movilización contó sí con el apoyo de la Lista Multicolor, así como con el de ATE- Sur y de la CTA- Autónoma. Según contaron los organizadores, la movilización fue el resultado de un  proceso que tiene como punto de partida la larga e histórica lucha del “Julián Aguirre”.

Protesta de maestros, estudiantes y padres frente al Municipio de Lomas de Zamora

La explosión de la Escuela nº 49 hizo estallar la bronca, y a partir de allí varias comunidades educativas se organizaron, dispuestas a decir basta. El episodio del 16 de agosto en la Escuela nº 79 de Villa Fiorito, en que  casi se replica ampliada la tragedia de Moreno al reventar un caño de gas, terminó de colmar la paciencia: “Por suerte el aula estaba cerrada y no entró un pibe a prender la luz, porque el gas se había acumulado y el aula era una bomba. Aquel día tuvimos nenes y nenas desmayados, con oxígeno, otros llorando, maestras descompensadas y una compañera que terminó internada”, dice Eloy Vázquez, maestro de esa escuela. “La ‘solución’ que tuvimos fue cortar el gas, poner un precinto y clausurar dos aulas, una electrificada”, agrega. Esas son las condiciones en que trabajan los docentes, y estudian nuestros chicos. Indignante. La marcha del 22, fue resultado de ese proceso de creciente indignación.

Luis Attanasio, delegado del “Julián Aguirre”, resumió los problemas: “Hay graves deficiencias en la instalación eléctrica, que se sobrecarga permanentemente, estufas con pérdida de gas, aulas que se llueven y con humedad permanente, baños rotos y, aunque te parezca mentira, pisos con agujeros por donde salen raíces de árboles”. Sin embargo, el principal reclamo del prestigioso conservatorio es, según Attanasio, “…la solución a un problema que se arrastra desde siempre, y que no quiere resolver ningún gobierno: la falta de un edificio propio”.

Por su parte, Sandra Fresco, de la Escuela nº 44 de Villa Fiorito, describió la desastrosa realidad de la infraestructura de ese establecimiento: “El patio está completamente hundido desde hace años, justo en donde están las columnas de un pasillo, hay filtraciones en varias aulas, en una de las aulas se está cayendo el techo, tomas de luz sin tapas con cables expuestos. Estuvimos una semana sin gas porque había una pérdida en la vereda, hasta que un gasista que envío el consejo la reparó, pero todavía no vino ningún electricista para revisar las filtraciones que provocan la electrificación de varias paredes”.

Marcha por las calles de Lomas de Zamora

Daniela, de la Escuela  Especial nº 504 de Villa Albertina, que atiende alumnos con discapacidad, contó: “Estamos sin gas hace más de una semana, el Consejo Escolar cortó el gas porque había más de 10 pérdidas, por eso estamos dictando clases sin estufas ni comedor. Además tenemos ratas, ayer mismo encontramos una.” Y así sucesivamente:relatos de este tipo en boca de docentes y auxiliares, continuamente tildados de vagos y privilegiados por todos los gobiernos, podríamos reproducir hasta el infinito…

La movilización se inició en Plaza Grigera, frente al Municipio de Lomas, donde representantes de los manifestantes se entrevistaron con el Lic. Emanuel Pi Dote, subsecretario de Educación de la gestión de Martín Insaurralde. Pi Dote se comprometió a realizar una serie de arreglos edilicios en el “Julián Aguirre” y en la EP nº 79. Luego marcharon al Consejo Escolar, cerrado por orden de su presidenta María de los Angeles “Branqui” Kozinovic.

Finalmente, el nuevo jefe distrital, Hernán Scacheri, recibió a las comunidades educativas y se comprometió a reunirse nuevamente el lunes 27, a las 10 de la mañana, con soluciones en la mano. De Plaza Grigera hasta la sede de Inspectores, la movilización descargó su bronca e indignación con consignas contra Macri, Vidal y el ministro Sánchez Zynni, a quienes responsabilizan de la desastrosa situación educativa actual. La presidenta del Consejo también fue blanco de los cantitos, motivados por el cierre “oportuno” de la sede del organismo, que fue interpretada por los manifestantes como una forma de evitar dar la cara.

Al cierre de esta nota, los gremios del FUDB lanzaban un paro de 72 hs., del martes al jueves de la semana que viene, después de que Vidal hiciera un nuevo y miserable ofrecimiento salarial. Parecen haber escuchado a Roberto, docente de Llavallol, quien mientras marchaba el miércoles nos decía: “Acá el principal responsable es el gremio, que deja pasar todo. Después de la muerte de Sandra y Rubén había que parar las escuelas, y no volver hasta obligar al gobierno a resolver los problemas. No se hizo. Necesitamos ya un plan de lucha.” Habrá que ver, de todos modos, si las medidas resueltas por el FUDB satisfacen sus expectativas…