lunes, junio 17, 2024
GénerosNacionales

3J: “Ante el avance de la derecha hay resistencia y lucha feminista”

Llega el 3 de junio y otra jornada nos convoca a estar unidas, agrupadas y sostenidas. En esta ocasión la marcha de Ni Una Menos en la Ciudad de Buenos Aires irá de Plaza de Mayo hasta el Congreso bajo la consigna: “¡Vivas, libres y desendeudadas nos queremos! El Estado es responsable”. Las movilizaciones se realizarán en todo el país.

Desde Jujuy y hasta Tierra del Fuego, las demandas feministas se oirán en calles, plazas y territorios, como sucede desde 2015, con la pandemia de por medio.

Los reclamos

El lema en esta oportunidad será pedir por una reforma judicial feminista para que se deje de revictimizar a las víctimas de violencia de género y extensión del patrocinio gratuito, por la protección de niños/as y adolescentes que quedan huérfanos/as por los femicidios, por el salario para las cuidadoras territoriales, por una efectiva implementación del derecho al aborto en todo el país, mayor presupuesto para el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, la extensión del Programa Acompañar, la ampliación de la Ley Micaela a medios y empresas, la sanción de una Ley Integral de Cuidados y contra la deuda que cada vez agobia más a los hogares.

Ya se han realizado dos asambleas en la sede de Metrodelegados previo al encuentro con objeto de diseñar y organizar las actividades previstas. “Hace siete años salimos a las calles en un grito colectivo para decir basta a la violencia machista y su expresión más brutal, el femicidio”, comenta Karina Nicoleta, responsable de la Secretaría de Género de la Asociación Gremial de Trabajadoras y Trabajadores de Subte y Premetro.

“Desde las redes feministas que supimos conseguir y nos han sostenido en la pandemia volvimos a encontrarnos en dos asambleas multitudinarias para pensar este nuevo 3J, después de dos años de no poder movilizarnos. Estaremos de forma organizada nuevamente en las calles para llenar de contenido nuestras reivindicaciones. Ante el avance de la derecha hay resistencia y lucha feminista”, agrega.

Cifras que duelen

Los observatorios Adriana Marisel Zambrano, coordinado por la asociación civil La Casa del Encuentro y el de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa) presentaron informes muy completos con los números de los femicidios perpetrados en estos siete años: según el primero, desde el 3 de junio de 2015 al 27 de mayo de 2022 hubo 1990 femicidios, 51 trans-travesticidios y 191 femicidios vinculados de varones. Así, 2361 niñas/niños quedaron sin madre, de los cuales 1518 son menores de edad. En lo que va del año hubo 251 femicidios, entre ellos 20 vinculados y cinco trans-travesticidios, según un registro realizado por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia.

Por su parte, el Observatorio Nacional de MuMaLa registró 1956 femicidios, femicidios vinculados y trans/travesticidios en los últimos siete años. Las provincias con mayor cantidad de casos fueron Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Salta. El 51 por ciento de las víctimas son mujeres de entre 19 y 40 años. El 64 por ciento de los crímenes ocurrió en las viviendas de las víctimas. Nunca superaron el 25 por ciento las que habían hecho denuncias.

Nos siguen matando

Supimos instalarnos en las calles, en el discurso, tenemos leyes que nos protegen, se crearon 2 ministerios (Nación y Provincia de Bs. As.), que gestionan programas que apuntan a políticas públicas que nos alojan, protegen y asesoran, pero los crímenes por razones de género no bajan sino que por el contrario suben. Nos siguen matando.

Creo que debemos comprender que este es un sistema, un engranaje que está aceitado y que para frenarlo lo punitivo no es suficiente. Al ser un sistema regido por un mandato de masculinidad es muy complejo quebrarlo, fisurarlo y deconstruirlo.

El mandato de masculinidad, según la antropóloga Rita Segato, actúa en forma de corporación con dos reglas esenciales: la lealtad y la jerarquía. El hombre macho cis y hétero necesita mostrarle al alfa de la cofradía que puede pertenecer al “grupo” de leales al mandato patriarcal y rendirle tributo a esta fratría: nuestros cuerpos y por otra parte que sabe mantener el secreto de esa corporación.

Para abordar la punta de ese iceberg, que serían los crímenes de violencia por razones de género, es preciso hondar en las pequeñas violencias, en estas micro violencias cotidianas que ocurren: chistes, comentarios, videos subidos a las redes, fotos etc. Es importante, necesario y urgente que podamos penetrar en la capilaridad de esta cultura patriarcal que es el caldo de cultivo que va generando y conformando a estos seres que lejos de ser “locos y monstruos” son parte de esta sociedad y la transitan junto a nosotras.

En tal sentido es imprescindible comenzar por la educación desde la primera infancia, educación con perspectiva de género, educación que quiebre mandatos, estereotipos, que tensione conceptos como el patriarcado, el mandato de masculinidad, el machismo, etc. Por tal motivo la ESI es una herramienta esencial que no nos podemos perder y que debe ser abordada de manera transversal, para todos y todas y en cada lugar a donde transitemos.

La marcha

El punto de encuentro propuesto es Avenida de Mayo y Bernardo de Irigoyen. La idea es concentrar a las 16 y marchar hacia el Congreso a las 17, donde habrá un escenario y será leído el documento de las organizaciones.

A su vez, a las 12 la agrupación Familiares Víctimas de Femicidios realizará un memorial con fotos en Plaza de Mayo. Por otro lado, desde la Red de Géneros Oculta organizarán un recorrido por los pasillos de Ciudad Oculta, interviniendo paredes, ya que muchas de las vecinas no pueden marchar. El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir participará de la movilización con la consigna “abolición del chineo ya”, en relación a la “práctica sistémica, en formas crueles y aberrantes” que se da cuando hombres abusan sexualmente de niñas y mujeres indígenas.

Me gustaría concluir estas líneas con las palabras de Victoria Aguirre, vocera de MuMaLa: “Nuestra consigna es que nos mata el machismo y nos golpea la pobreza. Sin articulación de políticas de Estado es muy difícil salir de la situación de violencia”.

Carla Elena. Autora de “Esi, haciendo camino al andar” y capítulos varios de diversos libros. Psicóloga Social. Diplomada en “Violencia Familiar y Género”. “Derecho de Niñez y Adolescencia”. “Discapacidad”. “Psicopatías” y “Educación en Contextos de Encierro” y “Esi en Territorios”. Posgraduada en “Educación Sexual Integral: Desafíos de la implementación en el ámbito educativo y comunitario”. “Despatologización de las Diferencias” y “Adolescencia, Suicidio y Autolesiones”. Miembro de Forum Infancias. Docente. Columnista de Sudestada y El Furgón. Participa en Radio Tinkunaco, Nacpop y Radio Gráfica en temas sociales. Trabaja en la CONADI. Tw: @Carla_Elena5. Instagram: @carlaelena5. Mail: carlaelena74@hotmail.com