sábado, abril 13, 2024
Nacionales

Rubén “Pollo” Sobrero: “La unidad en la lucha es fundamental”

Por Luis Brunetto/El Furgón – 

Rubén “Pollo” Sobrero es Secretario General de la estratégica Unión Ferroviaria-Gran Buenos Aires Oeste y dirigente de Izquierda Socialista, partido que integra el FIT (Frente de Izquierda y de los Trabajadores). En diálogo con El Furgón, el sindicalista advierte sobre la crisis social por los despidos masivos  y cuál debe ser la respuesta del movimiento obrero ante el ajuste del gobierno de Mauricio Macri.

El Furgón: -¿Cómo evaluas la envergadura del paro nacional de estos dos días?

Rubén Sobrero: -El paro nacional fue completamente contundente. En el ferrocarril fue del 100 por ciento. Mostró a la vez la bronca que hay contra el gobierno y la movilización demostró la bronca con el papel conciliador de la CGT y la tardanza en lanzar el paro. Ahora tenemos que ver cómo le damos continuidad. Una foto muy importante es la del día del paro, que mostró las dos argentinas: por un lado la de los trabajadores y sus luchas; por el otro, Macri hablando en inglés, anunciando que va por la reelección ¡¿dónde lo dijo?!: en su Madre Patria. Creo que esa es una foto que a ningún argentino se le puede pasar por alto.

E.F: -¿Cómo ves la situación de la dirección cegetista después del paro, teniendo en cuenta que llamaron a un paro “dominguero” y que las bases convirtieron en activo?

R.S: -La conducción de la C.G.T. es la peor de todas las que ha tenido el movimiento obrero argentino. Van a quedar en la historia como los que permitieron el despido masivo de centenares de miles de compañeros. Solamente en estos 6 meses hubo 200 mil despidos, y ni siquiera se hicieron presentes en los conflictos. Además de permitir la peor rebaja del salario real desde la dictadura. Por eso es que nosotros estamos construyendo el sindicalismo combativo, que se desarrolla al calor de las luchas, apoyando todos los conflictos, y tratando de impulsar métodos democráticos, porque el sindicalismo vertical no va más. Para lo único que sirve es para crear estos monstruos que después no los sacas de los gremios ni con una grúa.

E.F: -¿Qué perspectivas le ves al Frente sindical que se está armando alrededor del moyanismo?

R.S: -Ojalá que lo que están diciendo acerca de la continuidad del Plan de Lucha lo lleven adelante. Si es así, coincidiremos en la calle. Nosotros no estamos de acuerdo con eso de ir atrás de la Iglesia, lo de ir a misa y esas cosas. Vemos que la salida es discutir en asambleas con los compañeros en los lugares de trabajo. Pero vamos a hacer unidad en la acción, aunque hay que decir que tenemos proyectos distintos. Ellos, además, están buscado una salida en el cristinismo y nosotros estamos tratando de construir el Frente de Izquierda, que exprese las ideas del clasismo y de una tradición de lucha que se remonta al Cordobazo.

E.F: -En tu discurso en el acto de la 9 de Julio fuiste muy duro con la salida “vaticana” que ese sector propugna, y ahora lo volves a señalar: ¿Qué papel te parece que pretenden jugar las iglesias en el proceso político actual?

R.S: -La Iglesia siempre ha frenado y contenido todos los procesos revolucionarios, más allá de que muchos cristianos puedan haber participado y jugado un papel en algunos de ellos. Pero la Iglesia institución apoyó la dictadura, se opuso al divorcio y ahora al aborto legal. Siempre se asientan en el desconocimiento de la gente y se oponen a los intereses de las clases populares, para poder sostener al sistema capitalista en crisis. Nosotros en eso somos clarísimos: no tenemos nada que ver con la Iglesia. No creemos que un Papa argentino cambie nada. Al contrario, fortalece a la institución a la hora de contener todos los reclamos populares.

E.F: -¿Cómo interpretas la renuncia de Luis Caputo y el nuevo capítulo del acuerdo con el F.M.I.?

R.S: -Prueba la crisis total que hay dentro del gobierno. Es una muestra de la intervención directa del Fondo en la economía, igual que la vergonzosa conferencia de prensa de (Nicolás) Dujovne con (Christine) Lagarde. Por eso hay que prepararse para un período de ajuste feroz, frente al que tenemos que preparar luchas, que tienen que estar a la altura de las circunstancias.

E.F: -¿Cómo pensas que se van a reacomodar el P.J., Sergio Massa, Miguel Angel Pichetto, los gobernadores, frente al gravísimo panorama político y económico? ¿Crees que la movilización puede, por ejemplo, forzarlos a rechazar el Presupuesto?

R.S: -Mirá, el PJ viene cogobernando con el macrismo. Pero es como todo, como pasó con el tema del aborto, cuando hay presión de la movilización, algunos senadores y diputados la pueden sentir. Todo va a depender de la movilización y de la capacidad que tengamos de demostrar en la calle la bronca del pueblo, como pasó en diciembre.

   Rubén Sobrero con Luis Novaresio

E.F: -El kirchnerismo parece conservar una importante base social, aunque no ofrece otra perspectiva que esperar al 2019, mientras la influencia de la izquierda crece, pero es aun pequeña. ¿Cuál es entonces la salida política a esta situación de barbarie a la que nos precipita el macrismo?

R.S: -Nosotros con el F.I.T. lo que estamos intentando es construir una herramienta de clase, que lo que busca es el cambio de sistema. Somos todavía minoría, pero haber sacado 1,2 millones de votos es muy importante. El F.I.T. está creciendo permanentemente: lo veo en el crecimiento de mi partido Izquierda Socialista. Que ese crecimiento continúe va a depender de la lucha de clases pero, por supuesto, también de nosotros. Estamos buscando el cambio de sistema, por eso somos críticos del kirchnerismo, que se plantea gobernar dentro de este sistema capitalista. Pero eso sí: los trabajadores tenemos que encontrar en la calle nuestra unidad. Después, lo demás, el 2019, falta mucho, y ahí veremos qué es lo que hacemos. Pero en la calle la unidad, porque hoy la burguesía está gobernando con sus mejores gerentes. 200 mil compañeros se han quedado en la calle en estos seis meses, y esos compañeros hoy no se vuelven a reinsertar en el movimiento obrero. Por eso la unidad en la lucha es fundamental: todos los debates son bienvenidos y necesarios, pero lo que no podemos perder es el control de la calle.

Foto de portada: http://www.soyferroviario.com.ar/

NOTAS RELACIONADAS

Cuando Tosco denunciaba la usura financiera ¿de qué país hablaba?

Paro contundente y renuncia de Caputo: No se vayan, que ahora viene lo mejor

Dujovne defendió el presupuesto del ajuste que propone el FMI

La protesta contra el ajuste gana la calle y Macri reacciona llamando a Trump