lunes, junio 17, 2024
Cultura

Zuleika Esnal y “Piel de cordero”: El grito de las mujeres contra la indiferencia y la muerte

Por Marcelo Massarino/El Furgón –

La voz de Zuleika Esnal es suave y su acento es especial porque enfatiza desde el susurro. Agradece una y otra vez a cada persona que sale del teatro. Por momentos parece que consuela a los espectadores que se retiran, con la voz quebrada y los ojos húmedos, tras el final de “Piel de cordero. Estoy acá”, la obra que protagoniza junto a Cecilia Cósero y Antonia De Michelis en Espacio Tromvarte, un lugar cálido y amable en una cortada del barrio porteño de Palermo.

En el escenario son tres mujeres que en la penumbra de la sala se multiplican por miles cuando se transforman en cada una de las abusadas y maltratadas por la violencia de género y el machismo. Se presentan con el nombre de una víctima y eso alcanza para que la sororidad se haga carne y nervio, angustia y dolor, amor y cobijo.

El trabajo de Esnal es central no sólo porque es autora de los relatos sino también por su tarea, una labor que se recuesta en las actrices Cecilia Cósero y Antonia De Michelis que despliegan una energía que desborda y trasciende la escena.

Portada de “Estoy acá”

Con las herramientas de la dramaturgia Esnal cuenta las historias que conoció y compartió mediante la página No me callo nada, en Facebook. Más tarde, las recopiló en el libro Estoy acá (Grupo Editorial Sur) que reproduce en el título el hastag que utiliza en la web. “El mensaje es clarísimo y es uno, más allá de que encierre muchas voces e historias que, en definitiva, son una”, afirma en una entrevista con El Furgón.

El Furgón -¿Con qué criterio seleccionó los relatos?

Zuleika Esnal – No hay un criterio. Hay una necesidad y un dolor enorme. No hice un casting para ver cual quedaba mejor. Al momento de escribir la obra las historias eran muy poquitas, no tenía la cantidad descomunal de testimonios que tengo al día de hoy. Busqué diferentes energías para abarcar distintas edades pero no más que eso.

Zuleika Esnal

E.F.¿Cada presentación resulta una conmoción en tu interior que, en parte, se expresa en el auditorio?

Z.E. – Obviamente cada función es emocionante dura y necesaria. Para mí, para mis compañeras y por suerte para la gente

A Piel de cordero se la puede catalogar como una obra que denuncia a una sociedad machista que naturaliza el maltrato, el abuso y el femicidio. Sin embargo, también es una producción artística que trata un tema que está en la agenda de gran parte de la sociedad, con las mismas palabras que utilizan las mujeres que son acosadas, sufren y mueren. Por eso el cimbronazo que tiene el espectador al escuchar, sin medias tintas ni tapujos, cómo es la vida de quien está en una situación límite, asediada no sólo por quienes la abusan sino también por un entorno hostil, una asistencia estatal ausente, la policía que siempre está del otro lado del mostrador con el dedo acusador y un sistema judicial que la pone como culpable de todos los males.

“Bancatela”, es la palabra que resuena una y otra vez en los pasillos de la Inquisición del siglo XXI. Sin embargo, desde Piel de cordero el grito de las mujeres perfora las paredes de la indiferencia, el prejuicio, la ignorancia y la muerte.

Piel de cordero. Estoy acá.

Las funciones son los lunes a las 20:30 en EspacioTromvarte, Pasaje Santa Rosa 5164, ciudad de Buenos Aires. Teléfono: 2132-9657. El valor de la entrada es a la gorra. Es necesario hacer la reserva.

Dramaturgia: Zuleika Esnal

Elenco: Cecilia Cósero, Antonia Demichelis, Zuleika Esnal

Diseño de movimiento: Omar Saravia

Música original: Willy Diaz

Diseño de iluminación: Leandro Calonge

Ilustración: Vanesa Costábile

Asistente de dirección y producción: Maximiliano Belevicius

Producción ejecutiva: Gabriel Cabrera

Dirección y puesta en escena: Patricia Tiscornia