sábado, abril 13, 2024
Fotografía

La batalla en las calles de los trabajadores de AGR-Clarín

Agustina Salinas (Fotos y texto)/El Furgón – La sensación térmica del último viernes rozaba los 32°. A las 15 horas en  Plaza de Mayo la temperatura iba aumentando a medida que las columnas de trabajadores, trabajadoras, organizaciones sociales y de derechos humanos se enfilaban detrás de la gran bandera de AGR- Clarín, para movilizar hacia el kilómetro 0 de la Capital y encarar al Ministerio de Trabajo, sobre la primera cuadra de Callao. El objetivo de la movilización era que el Ministro de Trabajo Jorge Triaca reciba a los trabajadores de Artes Gráficas Rioplatenses y brinde una solución al conflicto que ya lleva más de veinte días, desde que el Gran Diario Argentino decidió cerrar las puertas de la planta ubicada en Avenida de los Corrales al 1300 y dejar en la calle a 380 trabajadores. Desde ese momento, los laburantes de la gráfica denuncian el cierre trucho de la planta, permaneciendo en sus puestos de trabajo y realizando un acampe sobre la intersección de las avenidas Centenera y Corrales.

Mientras avanzaba la columna, que llegó a tener una extensión de cinco cuadras, desde el último piso del edificio se desplegaron dos banderas sobre la fachada con la inscripción “AGR-Clarín somos todos – ATE Ministerio de Trabajo”. Para contrarrestar ese recibimiento solidario de los trabajadores del Ministerio, entre la puerta y la calle, un cordón policial impedía el ingreso de los delegados al edificio. Listos para reprimir, y con un par de policías con sus reglamentarias desenfundadas amagando sacarlas en cualquier momento, el operativo de la policía para limitar la entrada de los trabajadores fue efectivo por dos motivos: por un lado, no permitieron dejar pasar a los trabajadores, alegando que el Ministro de Trabajo no los recibiría, argumentando que desconocía la movilización y no tenía prevista la reunión con los trabajadores. Y por otro lado, para marcar su presencia demostrando su poder represivo, a los empujones contra los trabajadores.

Luego de varios minutos de espera, los trabajadores de AGR-Clarín siguieron presentando sus demandas en la voz de Pablo Viñas, delegado de la Comisión Interna: apertura de la planta con todos los trabajadores y que se respete el convenio colectivo de trabajo. Que se retiren la policía y gendarmería del acampe –que reprimieron a las familias el segundo día de la toma-. Agradecieron a quienes brindaron su apoyo y cerraron la conferencia al unísono, cantando “arriba las luchas obreras, abajo la represión, AGR no se cierra, por la reincorporación”.

[huge_it_gallery id=”11″]