lunes, julio 15, 2024
Géneros

Nosotras paramos porque ¡vivas nos queremos!

Agustina Salinas (Texto y fotos)/El Furgón – Las pibas estamos cansadas que nos violenten. Nos une el dolor de las lejanas, las desconocidas que tristemente llegamos a conocer por la saña con la que las mataron. Saña, palabra que es definida como “violencia y crueldad provocada por un enfado muy grande con la que se trata a una persona o cosa”. Esos hombres asesinos, ni enfermos ni locos, sino hombres bien sanos hijos del patriarcado, que las vieron como cosas, usables y desechables en una bolsa, en una caja, en un tacho de basura. “Enfado muy grande” porque le dijeron NO. Y así, empuñando un arma, un cuchillo, apretando sus dos manos sobre sus cuellos o con un palo, le pusieron fecha de cierre a sus vidas. Así, con la misma fuerza que las mataron, nosotras las multiplicaremos, levantaremos nuestros puños, gritaremos bien fuerte, más fuerte que el ruido de sus disparos que “¡Vivas nos queremos!”.

foto-paro-m-1Sentimos en la piel erizada, en el pecho, en las piernas temblorosas, en todo el cuerpo el dolor por las pibas que no están por voluntad y odio ajenos, porque a los tipos se les cantó matarlas. Porque parece una burla a las 70 mil mujeres movilizadas, porque parece una burla a la decencia, pero sobre todo es una burla a nuestras identidades. Porque las mataron por ser mujeres sin dueño, y nosotras como mujeres trans tortas travas no queremos correr el mismo riesgo, no podemos seguir corriendo el mismo riesgo. Por eso es indispensable tomar las calles, y que ese grito de rabia se convierta en acción concreta para que el macho que nos mira en la calle, que nos susurra al oído cuando pasa a nuestro lado, el macho que nos toca el orto en el bondi, tenga miedo y sepa que la respuesta será la acción colectiva.

Es nuestra responsabilidad empezar a caminar una nueva historia en la lucha de las mujeres.

#NiUnaMenos

#LibresNosQueremos

A pesar de la lluvia

marchamos

con la ropa pesada

marchamos

con la cara empapada

marchamos

con los lentes empañados

marchamos

¿Por qué nos detendría la lluvia?

Si no nos detienen ni los gases de la policía

¿Por qué nos detendrían lxs ortivas que impulsan el “nadie menos”?

si no nos han detenido ni quienes nos señalan como violentas, aborteras, cojedoras

¿Por qué nos detendría el frío?

Si para salir a la calle hasta podemos hacerlo en tetas

No pudieron detenernos

y es por eso que hemos potenciado las ganas de luchar

las ganas de cambiar el rumbo de las cosas

A lxs débiles de corazón puede parecerle un obstáculo una lluvia copiosa

Pero a nosotras nos regó desde los pies a la cabeza

y volvimos a nuestras casas frescas para mañana florecer como feministas revueltas.

foto-paro-m-2 foto-paro-m-3 foto-paro-m-4 foto-paro-m-5 foto-paro-m-6 foto-paro-m-7 foto-paro-m-8 foto-paro-m-9 foto-paro-m-10 foto-paro-m-11 foto-paro-m-12 foto-paro-m-13 foto-paro-m-14 foto-paro-m-15 foto-paro-m-16