lunes, junio 17, 2024
Nacionales

La sublevación popular en Chile y represión en Chubut, según Romina Del Plá

La semana pasada, integrando una delegación del PO- FIT, la diputada nacional Romina del Plá viajó a Chile a llevar la solidaridad de su corriente con la rebelión popular en curso. Sobre los problemas que afronta el levantamiento chileno y los caminos para resolverlos dialogamos al finalizar la charla debate de la que participó en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Aprovechamos también para consultarla acerca de la represión en Chubut que, en las últimas horas, ha conducido a la renuncia del ministro Jefe de Gabinete provincial, Federico Massoni.

Por Luis Brunetto/El Furgón –

El Furgón: – ¿Como evaluás el proceso que se está dando en Chile?

Romina Del Plá: – Chile está protagonizando una verdadera rebelión popular contra Piñera y contra toda la herencia de la dictadura. Eso es lo que expresa justamente la consigna “No son 30 pesos, son 30 años”. Hay una denuncia integral de todo el régimen político post- dictadura y de los gobiernos que sostuvieron esta herencia, tanto los de derecha como los que se han proclamado de izquierda. Esa herencia abarca desde la vigencia de mecanismos represivos feroces hasta las privatizaciones, la eliminación de los derechos laborales, la jubilación privada, la privatización de la educación y de la salud, que han creado una sociedad extremadamente desigual. Todo esto es lo que está siendo cuestionado. En estas semanas de movilizaciones ininterrumpidas el pueblo ya ha logrado poner fin al estado de sitio y el toque de queda. Es lo que explica que Piñera haya pasado de declarar que Chile estaba en guerra a pedir disculpas. A pesar de que la represión sigue siendo brutal.

Gabriel Solano y Romina Del Plá en Santiago de Chile

EF: – Ese cambio de actitud de Piñera, apunta evidentemente a encontrar una salida gatopardista ¿Cómo evitarla?

RDP: – Bueno Piñera ya ha citado a la oposición, maniobrando para encontrar salidas que eviten su renuncia. Ya reemplazó a todo el gabinete, y coquetea con diversas medidas. Pero al lado de eso tenemos las movilizaciones sistemáticas y un estado de deliberación popular que, además, abarca a todo el país. No se circunscribe a Santiago, ni a las ciudades importantes, sino que se extiende por todo Chile. Y la deliberación popular que aparece en las asambleas, cabildos, y reuniones de todo tipo que se están realizando es el principal obstáculo a ese tipo de maniobras.

EF: – Está planteado el problema del reemplazo de la Constitución pinochetista, Piñera incluso ha declarado que está dispuesto a discutir una reforma ¿Alcanza con una reforma constitucional para satisfacer los reclamos que están detrás de la rebelión?

RDP: – El reclamo general es la salida de Piñera. Esto es muy importante porque coloca la idea de que, hasta que no se vaya, no hay posibilidades de resolver la situación que está planteada. Pero Piñera está tratando de tirar lastre para no hundirse, y están discutiendo algunas concesiones. El grupo Luksic ha dado un pequeño aumento salarial, están discutiendo un mínimo aumento general de salarios y pensiones, pero a pesar de eso la respuesta de todo el movimiento ha sido que ninguna reforma parcial alcanza, sino se comienza por la renuncia de Piñera. De todos modos, como te venía diciendo, se están dando todo tipo de maniobras para desviar el movimiento, que al no tener una dirección política clara, da lugar a que haya intentos de asumir la representación. Allí está la oposición patronal en el Parlamento, participando en las deliberaciones de Piñera, en otros casos hay quienes pretenden establecer un control estatal de los cabildos en algunas comunas, y está el planteo de un plebiscito por la reforma constitucional del que es parte el Partido Comunista  y un sector del Frente Amplio. El propio Piñera coquetea con una Constituyente para evitar un planteo de conjunto. Pero esto me parece, además de limitado, inviable.

Monumento en Plaza Italia, Santiago. Foto: Romina Del Plá

EF: – La CUT ha jugado un papel contenedor, de hecho la huelga del 23 y 24 surgió más de la presión que de la propia voluntad de la Central ¿Cómo ves el papel que están jugando la clase trabajadora y sus direcciones en este proceso?

RDP: – La dirigencia sindical de ninguna manera está a la cabeza de este proceso. La huelga general impactó sobre todo en los gremios estatales, en portuarios y mineros, pero no se extiende a otros ámbitos, y efectivamente no está actuando la CUT como dirección. Las movilizaciones que se están produciendo están muy por delante de lo que plantean los dirigentes sindicales, que no están empeñadas en ir a un enfrentamiento a fondo contra Piñera. Sin embargo, está claro que la intervención de la clase obrera es decisiva para el triunfo de esta lucha. Ahora hay una nueva convocatoria a huelga general para el 12 de noviembre, y desde las bases de muchos sindicatos industriales se está preparando una intervención mucho más organizada. Además, desde sindicatos de base de portuarios, mineros y de la construcción se está impulsando un Congreso Obrero, que creo que puede darle al movimiento la perspectiva de fondo que está necesitando, que resuelva el problema de la salida de Piñera e imponga la Asamblea Constituyente como un instrumento al servicio de una reorganización integral del país y de un gobierno de los trabajadores.

Romina Del Plá en Filosofía y Letras

EF: – Hoy el gobierno de Arcioni en Chubut desató una feroz represión contra los docentes, que incluyó la detención del secretario general de ATECH, Santiago Goodman ¿Qué podés señalar de esa situación?

RDP: – Los docentes se movilizaron en toda la provincia, en la Cordillera, en Comodoro, en Puerto Madryn, en Rawson, acompañando el pedido de una medida cautelar contra los descuentos masivos que, para intentar quebrar la huelga, implementó Arcioni. La huelga ya lleva 16 semanas, reclamando contra la política de este gobernador del Frente de Todos de pagar los salarios en forma escalonada, no respetar el acuerdo paritario firmado, no garantizar la obra social y no resolver los problemas gravísimos de infraestructuras que sufren las escuelas. Esta política se apoya en privilegiar el  pago a los acreedores, al punto que las regalías petroleras van primero a un fideicomiso para librar esos pagos y el resto lo recibe la provincia. Esta situación llegó al paroxismo con la represión en Rawson y la detención de Goodman, y por eso se resolvió el paro nacional de CTERA para el viernes 7. Nosotros, desde las sectores combativos de la Multicolor hemos resuelto movilizar, dado que la CTERA no ha convocado a movilización. Ya hemos tenido otros paros sin movilización, y el triunfo de los compañeros de Chubut depende de un apoyo activo movilizado de toda la docencia del país. Por eso le estamos reclamando a CTERA , además, la convocatoria a un Congreso de Delegados de base para organizar un plan de lucha que conduzca al triunfo a esta larguísima huelga de los docentes chubutenses.