lunes, junio 17, 2024
Nacionales

Honrar al genocida

Desde Apóstoles, Misiones.

El genocida bonaerense Horacio Losito (73) visitó en la mañana de este jueves 29 de febrero, la sede del Regimiento de Infantería Monte 30, ubicado en la ciudad de Apóstoles, en el sur de la provincia de Misiones. Al llegar a este destacamento, con el objetivo de visitar a su hijo, Losito fue recibido con una ceremonia de honor por parte del jefe del Regimiento, Teniente coronel Rodolfo Narváez, y varios subalternos.

Condenado a prisión perpetua por su participación en el episodio conocido como la Masacre de Margarita Belén (Chaco), Losito mantiene además otras dos condenas por delitos de lesa humnanidad, dictadas en la provincia de Corrientes y relacionadas a sus actuaciones en el ex Regimiento de Infantería Nº 9 de esa provincia.

Losito tras ser condenado a perpetua

Detenido en octubre de 2004, el criminal gozaba del beneficio de la prisión domiciliaria desde abril de 2020. En noviembre de 2023, el Tribunal Federal Oral le otorgó la libertad por haber cumplido dos tercios de la pena, decisión que fue apelada por el Ministerio Público Fiscal de Chaco.

Además de haber cometido crímenes de lesa humanidad, Losito participó dela guerra de Malvinas, y de las llamadas “rebeliones carapintadas” de 1987 y 1988, por lo que fue detenido y dado de baja del Ejército, aunque luego fue indultado por el entonces presidente Carlos Menem.

En cuanto al Regimiento de Infantería Monte 30 de Apóstoles, es uno de los lugares que funcionaron como Centros Clandestinos de Detención durante la última dictadura militar. Desde allí, se comandaron los principales operativos que terminaron con la desaparición de más de sesenta personas, y la detención y tortura de otras 600 personas.

Susana Pintos, madre del soldado asesinado en el Regimiento Monte 30

Este Regimiento fue también el centro funcional del Operativo Toba IV, desarrollado ente julio y octubre de 1976, tendiente a capturar a los miembros del Movimiento Agrario de Misiones y las Ligas Agrarias.

En una garita de guardia de este destacamento misionero, el 26 de junio de 2003, apareció muerto de un disparo el soldado chaqueño Mauro Ramírez. Desde un principio, las autoridades del Regimiento Monte 30 adujeron un suicidio, aunque pericias forenses posteriores descartaron esta hipótesis. La madre del soldado Ramírez, Susana Pintos, lleva más de 20 años exigiendo justicia por el asesinato de su hijo. La causa permanece impune.

En julio de 2022,la cúpula del Regimiento Monte 30 fue removida tras el escándalo generado por una “fiesta de bautismo” de conscriptos que dejó como resultado un suboficial al borde de la muerte tras ser arrojado contra su voluntad a una de las piletas del destacamento.

Portada: Horacio Losito homenajeado en Apóstoles.