miércoles, junio 19, 2024
Nacionales

La Muralla Criolla: una película sobre civilización y barbarie

El Furgón – Desde La Pampa y Córdoba hasta la Provincia de Buenos Aires. En 1876, la “zanja de Alsina”, una trinchera de 700 kilómetros de longitud, buscó dividir al país y así evitar las invasiones indígenas. Eso narra “La Muralla Criolla”, la película escrita, dirigida y producida por Sebastián Díaz que se estrenará mañana 2 de noviembre en el Cine Gaumont. A través de los testimonios de los historiadores e investigadores Osvaldo Bayer, Marcelo Valko, Juan José Estévez y Alberto Orga, el documental recorrerá aquel plan gubernamental impulsado por el ex ministro de Guerra y Marina Adolfo Alsina que permitió la fundación de pueblos del oeste bonaerense como Puán, Carhué, Guaminí, Trenque Lauquen e Italó.

La Muralla Criolla es la historia de aquella zanja de tres metros de ancho y un muro interior de un metro y medio de altura que despertó críticas por su magnitud. En el camino, Díaz indagó sus restos, la comparó con la Muralla China y se preguntó los verdaderos objetivos de esa construcción llevada adelante por el gobierno de Nicolás Avellaneda que data de 140 años; propuso dos: una cuestión humanitaria o la expresión más pura de racismo en la Argentina. Es por eso que la documentación histórica no fue el único recurso que utilizó el director; en el film también empleó la animación para recrear el hecho que muestra los hallazgos de los pobladores desconocidos y los descubrimientos de diversas huellas.

Esta película se suma a Mataperros, otro proyecto de Díaz ligado a la temática criolla, que se estrenó en 2001 en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, en diferentes salas del país y del extranjero. En el último tiempo el director de 44 años se mostró comprometido con la causa indígena. Actualmente, además de estrenar La Muralla Criolla, está produciendo 4 Lonkos: un documental que sigue en la misma línea de denuncia hacia el genocidio del Estado durante la Campaña del Desierto en 1879.

“De ellos también trata esta película, de los verdaderos héroes desconocidos, quienes nos llevan a descubrir los rastros de esa larguísima trinchera excavada para demorar el arreo del ganado vacuno, verdadero botín de guerra entre blancos y aborígenes y que se convirtió en la obra pública más irracional emprendida por el Estado argentino en todo el siglo XIX”, reconoció el director.

La investigación de La Muralla Criolla comenzó en 2011. Dos años después de analizar la bibliografía contemporánea y antigua acerca del hecho histórico, Díaz y su equipo salieron a recorrer campos y pueblos; a recoger información, fotografías, cartas y mapas en los Museos Regionales y otros espacios. Recién en 2016 consiguieron la financiación del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y así comenzaron a filmar la película en territorio bonaerense, en La Plata y en la Ciudad de Buenos Aires. “Desde que empezamos nos venimos preguntando, ¿con qué motivo se materializó en la Argentina de finales del siglo XIX esa disparatada idea?”, dijo Díaz.