lunes, abril 22, 2024
Sin categoría

“La marcha es un alto a la impunidad”, dice La Poderosa

La organización villera marchó desde Barracas hasta el Palacio de Tribunales para denunciar la impunidad de las fuerzas de seguridad y acompañar a los familiares de las víctimas. Hubo solidaridad con Roque, el comunicador popular golpeado por miembros de la Prefectura.

Por María Belén Ancarola e Iván Verón. Fotos: Milo Placas/especial para El Furgón –  Detrás de una bandera que decía “Las villas en guardapolvo luchando contra la impunidad, control popular a las fuerzas de seguridad”, se agrupó el  1 de junio La Poderosa en la calle Iriarte al 3500, ubicada en la villa 21-24, y con el clásico grito de la organización hacia las cámaras, comenzó la marcha que se dirigió hasta Tribunales para acompañar a la familia de Iván Navarro y Ezequiel Villanueva, víctimas de torturas por parte de la Prefectura Nacional en septiembre de 2016.

En la cabeza de la columna se encontraban Sergio Maldonado, Nora Cortiñas, Iván, Ezequiel,  Nacho Levy, referente de La Poderosa, y Roque, el fotógrafo del movimiento que fue detenido la noche del sábado pasado: el hecho ocurrió después de que el fotógrafo filmara a unos Prefectos que estaban baleando la casa de Navarro, tras esto, miembros de la Fuerza de Seguridad rompieron la puerta de la casa del fotógrafo sin orden Judicial y lo detuvieron junto a su hermana y su cuñado. “Entraron a nuestra casa, nos re cagaron a palos, manosearon a mi hermana y se llevaron a mi otra hermana presa. Nos mantuvieron incomunicados, resignados”, contó Roque, que ya fue sobreseído, en el acto que se hizo en Vélez Sarsfield y Iriarte, antes de dirigirse a Tribunales.

La marcha fue convocada a las 7.30 y contó con la presencia del sindicalista Roberto Baradel, el periodista Iván Schargrodsky, la legisladora Laura Marrone, el diputado Leonardo Grosso, Mariano Recalde, además de los ya mencionados Sergio Maldonado y Nora Cortiñas. También estaban presentes familiares de otras víctimas de violencia institucional que llevaban carteles con fotos acompañadas del pedido de justicia. Algunos de ellos pedían por Nahuel Rodríguez, atropellado en 2014 por un móvil de la policía que cruzó el semáforo en rojo, sin sirenas, a contramano y superando la velocidad máxima permitida y Jonathan Lezcano, asesinado por un policía en julio de 2009. Levy hizo referencia a ellos en el acto: “Agradecemos a todas las familias que vienen arrastrando esa bandera desde muy lejos en el espacio y en el tiempo, dando esta lucha para visibilizar una realidad”, dijo.

“Esta marcha representa mucho para el barrio porque no solamente es el acompañamiento a la familia de Iván, también es un alto a la impunidad con la que se vinieron manejando”, dijo Gabriel Chávez, comunicador de La Garganta, el medio de comunicación que tiene el movimiento. A partir de la muerte de Kevin, un niño de nueve años que recibió una bala perdida durante un tiroteo en Zavaleta en 2013, distintas asambleas de La Poderosa alrededor del país llevan adelante lo que denominan “control popular”: se organizan para controlar el accionar de las fuerzas de Seguridad en los barrios, desde que estén identificados hasta evitar que detengan arbitrariamente a los vecinos. “Entre abril y mayo de este año denunciamos 6 casos de tortura por parte de la Prefectura en la 21-24. También se viven muchos simulacros de allanamientos, detenciones arbitrarias, golpes a los pibes porque sí, y muchas otras cuestiones”, explicó el periodista. Las denuncias de estos casos se presentan directamente a la Procuraduría de Violencia Institucional, no en una comisaría. “Los vecinos que son golpeados por las Fuerzas de Seguridad dentro del barrio van a la comisaría a denunciar, y cuando llegan a sus casas los mismos efectivos está armados en la puerta”, contó.

Cantando “como a los nazis les va a pasar, a donde vayan los iremos a buscar”, empezó a avanzar la marcha, mientras los alumnos de la escuela  n°6 D.E 5 Tomás Guido, ubicada en la calle Iriarte, miraban por la ventana y acompañaban los cantos. En el acto que se hizo al finalizar la marcha hablaron Nacho Levy, Roque, Sergio Maldonado, Nora Cortiñas y El Padre Toto de Vedia, que anunció que los curas de todas las villas iban a lanzar un documento denominado “La violencia institucional genera más inseguridad”, donde buscan plantear su posición con respecto al accionar de las Fuerzas de Seguridad.

“Para nosotros era muy importante dar este mensaje dentro del barrio, una verdadera querella en poblado y en banda -como la causa que le impusieron a Roque, y cayó por falta de pruebas-, como dicen ellos, para que las familias de nuestro barrio cobren coraje y seguridad para hablar, para que los 7 casos de levantamuertos que denunciamos a la PROCUVIN en los últimos dos meses sean tapa de todos los diarios y eje de todos los debates en televisión”, dijo Nacho Levy mientras al abrir el acto.

Allí, a 10 meses de la desaparición de su hermano, Sergio Maldonado dio su testimonio contra las Fuerzas de Seguridad: “Estos tipos son perros de presa que están cumpliendo esta función porque su cabeza no les dio para hacer otra cosa, y tampoco tienen la personalidad o el compromiso de ponerse a hacer un trabajo que sea un poco más digno”.

El cierre del acto estuvo a cargo de Nora Cortiñas. “Ahora quieren llamar a las Fuerzas Armadas a la seguridad interior cuando creíamos que después de 40 años en la calle habíamos logrado que el país se encaminará para la democracia que nos merecemos todos y todas”, dijo, mientras Roque la abrazaba. También, con el pañuelo verde en la muñeca, llamó a acompañar el 13 de junio en el Congreso para que se vote por el aborto legal, seguro y gratuito. Y cerró con el grito que está presente en muchas movilizaciones:

-30 mil compañeros desaparecidos…

-¡Presentes!

– Hasta la victoria…

-¡Siempre!

Tras el cierre,  los manifestantes se dirigieron a Tribunales en micros a acompañar el juicio oral, en donde declararon los padres de Iván y la madre de Ezequiel.

Fotos: M. B. Ancarola