lunes, abril 22, 2024
Nacionales

Crisis en la ciencia y la universidad: la voz de los protagonistas

Manuel De Paz/El Furgón* – La continuidad de las políticas vinculadas a ciencia y tecnología fue uno de los problemas principales de este año. No sólo está en duda un modelo de país, sino que todavía revuelan los fantasmas de la fuga de cerebros.

Los momentos de crisis llevan a la construcción de alternativas, de nuevas ideas y de consensos. Para muchos es el momento de plantarse con banderas para proteger un modelo de ciencia y universidad que a su vez forme parte de un modelo de país. Ese es el convencimiento del colectivo de Científicos y Universitarios Autoconvocados de Bariloche (CyUAB), que busca generar, junto a otros grupos y gremios, un frente en defensa de la ciencia y la universidad en esa ciudad.

La crisis no es nueva. A principios del año pasado, varios sectores empezaron a coincidir en los reclamos. Tomó impulso la discusión en torno del presupuesto y su recorte que, tal como se preveía, afectó de manera dramática al ámbito académico y científico. Lo que cambió con seguridad fue la perspectiva a futuro. Antes la pelea era por mejoras en las condiciones de trabajo. Ahora sólo por mantener los puestos. Y aunque las tapas de los medios ya no la mencionan, la problemática sigue vigente.

Para entender la realidad que atraviesa la ciencia es necesario escuchar las opiniones de estudiantes, docentes e investigadores de la Universidad del Comahue (UNCo), la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) y la Universidad Nacional de Avellaneda, entre otras. Los interrogantes buscan resaltar no sólo la percepción de la crisis y movilización del sector, sino también hacer funcionar el diálogo con autoridades y legisladores para enfatizar el compromiso democrático.

foto david fernandez

-¿Cómo caracterizarías y calificarías, en pocas palabras, la política del Gobierno Nacional en Ciencia y en las Universidades?

-Guillermo Quiña (Profesor Universidad Nacional de Avellaneda afectado por el recorte en CONICET): hay un claro desinterés por la ciencia en los organismos públicos y universidades nacionales con compromiso hacia lo social. Esto es todo aquello que no pueda ser directamente apropiado por el sector privado. El recorte del presupuesto en ciencia y tecnología de las universidades y el CONICET son claros al respecto.

-Tomás Guevara (Secretario General de Asociación de Docentes de la Universidad de Río Negro): es una clara política de ajuste que va en línea con la intención del Gobierno Nacional de reducir el gasto fiscal. Paradójicamente han aumentado el déficit en vez de bajarlo, porque mientras ajustan en ciencia y tecnología, aumenta sideralmente el gasto en servicios de la deuda entre otros rubros. 

-Dora Vai (Docente y representante de Asociación de Docentes de la Universidad del Comahue): desde el gremio caracterizamos a este gobierno con una fuerte tendencia privatista. Basada en el modelo capitalista, la tendencia es ir hacia el desfinanciamiento, como en los noventa. Esto implica fomentar la mercantilización de la educación y dar impulso a las universidades privadas en detrimento de las públicas. Además de la baja presupuestaria, el endeudamiento, la destrucción del proceso de industrialización volviendo a ser un país agro-ganadero exportador. Es decir: es un gobierno que no pretende desarrollar la ciencia y las universidades.

¿Cómo se reflejan en tu ámbito laboral/estudiantil/docente las políticas del Gobierno Nacional para el Sector de la universidad y la ciencia?

-G: Se reflejan en atrasos en los pagos de subsidios a investigadores, retraso en la incorporación de investigadores con concursos ya ganados, reducción de la asignación de becas doctorales y posdoctorales y recorte en el ingreso de investigadores al CONICET pese a haber ganado los concursos respectivos. Todo ello afecta la actividad de investigación del Instituto y la Universidad, desarmando equipos y debilitando proyectos.

-T: La Universidad Nacional de Río Negro es una de las más mimadas del Gobierno Nacional. Fue beneficiada en el reparto de presupuesto y se le están aprobando algunas obras de infraestructura. Frente a eso, la Universidad del Comahue está en situación de emergencia económica. ¿La explicación? Los alineamientos de los rectores. El rector de la primera forma parte de los que más pegados están a la política del Gobierno Nacional. Avalando el ataque a CONICET, por ejemplo. 

-D: En este momento el problema principal es la ausencia y negación de cumplir con la ley y no convocar a paritarias para resolver el problema salarial. Es una vergüenza. La propuesta salarial es del 20 por ciento en tres cuotas a terminar de pagarse a fines de 2018. El recorte presupuestario es visible.

ffoto david fernandez

-¿Qué rol crees que debe ocupar la ciencia y universidad en el desarrollo de políticas públicas?

-G: Entiendo que resulta estratégico en una multiplicidad de sentidos: para estudiar y conocer las realidades sobre las que el Estado despliega sus políticas. La investigación científica es una de las claves para el desarrollo económico, social, cultural y político de un país.

-T: Es central. No existe proyecto de país autónomo sin su desarrollo. La dependencia científica y tecnológica es uno de los principales vectores de la dependencia general del país hacia los centros de poder global.

-D: La ciencia, la universidad y las políticas públicas deben interactuar en forma dialéctica.

*Fotos: David Fernández / Fragmento de un artículo más extenso publicado en revista Al Margen (www.almargen.org.ar)