lunes, abril 22, 2024
GénerosNacionales

“El aborto es un problema de salud pública y no un conflicto moral”

Por Gabriela N. Occhipinti*, especial para El Furgón – Hoy en el Congreso de la Nación se vota la ley de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. En reiteradas ocasiones escuché referirse a las distintas posturas en relación al tema: quienes están a favor del aborto y los que están en contra. Entonces, vale recordar la consigna “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”, para advertir que plantearlo en términos de dualidad, confunde. El aborto existe, estemos de acuerdo o no, es realizado por mujeres de todas las clases sociales y son las que están en situación de mayor vulnerabilidad las que mueren por las condiciones en que se los realizan. Es decir, estamos ante un problema de salud pública y no de un conflicto moral. La práctica puede entrar en contradicción con las creencias de algunos, pero el Estado tiene que garantizar el derecho a la salud de todxs, sin distinción de religión, creencia o ideología.

Marcha “Ni una menos” (Foto: Nadia Bascopé)

Se trata de pensar como evitamos las muertes ocasionadas por la práctica del aborto, si a una mujer que atraviesa por esa situación se la criminaliza, no se resuelve el problema. Todo lo contrario: se acrecienta el padecimiento y se la empuja a que vuelva a abortar por no tener alternativa. Estar a favor de la legalización, es admitir que el problema existe, es no avalar su práctica clandestina, es no permitir que sea un negocio, es no contribuir a que ésta situación se perpetúe, es dejar de decirle a la mujer: “porque pecaste o cometiste un delito mereces cárcel o muerte”. No se debe culpar a la mujer por no compartir las creencias de quienes se arrogan el derecho de decidir por ella sobre su cuerpo y su futuro. Legalizar el aborto implica hacerlo con las medidas sanitarias adecuadas, acompañando a toda persona en condiciones de procrear en su decisión y búsqueda de nuevas alternativas. Es respetarle a la mujer su derecho a decidir si desea o no ser madre.

* Psicóloga

Fotos interior y portada: Nadia Bascopé

NOTAS RELACIONADAS

“Somos las nietas de aquellas brujas que no pudiste quemar”

“Ya no tenemos miedo de pelear contra lo que fue injusto durante tanto tiempo”

“No queremos una sociedad con moralina; que cada uno se vea en el otro”

“Nuestra revolución es un pañuelo verde”

“¿Desde cuándo fue la vida de mi hijo? Desde que lo elegí”

Carta Abierta de las Mujeres Comunicadoras de Mar del Plata

La lucha por el aborto se despierta en Argentina ¿y en el resto de América Latina?