• 7 diciembre, 2022

La identidad es un derecho fundamental

Entendiendo que el derecho a la identidad es un derecho humano esencial y consustancial a la dignidad humana y que  de acuerdo  la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por la Ley No. 23.849 con jerarquía constitucional, los estados parte se comprometen a respetar el derecho del infante, a preservar su identidad, incluidos la nacionalidad, el nombre y las relaciones familiares de conformidad con la Ley y sin injerencias ilícitas.

Por otra parte, es deber del Estado prestar la asistencia y protección apropiadas ante una vulneración de este derecho. En nuestro país existe un gran número de sujetos que sufren la vulneración de su derecho a la identidad como así también personas cuyos/as hijos/as han sido separados/as de ellas al nacer, que requieren la protección y el acompañamiento del Estado Nacional.

En tal sentido, en 2021, con el fin de coordinar y centralizar las políticas públicas tendientes a proteger y garantizar el derecho a la identidad, se estableció mediante una Resolución del Ministerio de Justicia de la Nación que el “Programa Nacional sobre el Derecho a la Identidad Biológica” se articule en el ámbito de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI), dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de ese Ministerio.

La CONADI fue creada a instancias de Abuelas de Plaza de Plaza de Mayo en 2001 por la Ley 25.457, con los fines de cooperar en el cumplimiento del compromiso asumido por el Estado Nacional al ratificar la Convención sobre los Derechos del Niño en lo atinente al derecho a la identidad; impulsar la búsqueda de hijos e hijas de desaparecidos y de personas nacidas durante el cautiverio de sus madres, a fin de determinar su paradero e identidad, e intervenir en toda situación en que se vea lesionado el derecho a la identidad de un menor.

Por otra parte, su configuración es interjurisdiccional y la presencia en ella de una entidad no gubernamental, las Abuelas de Plaza de Mayo, lo que le da una forma inédita. La comisión está formada por dos representantes del Ministerio Público, uno de la Procuración General de la Nación y otro por la Defensoría General de la Nación; a ellos se suman dos representantes de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo y dos representantes del Poder Ejecutivo Nacional, a propuesta de la Secretaría de Derechos Humanos.

La experiencia acumulada y el trabajo sistematizado en materia de derecho a la identidad a lo largo de los años permiten que la CONADI amplíe sus alcances y asuma la tarea de atender la problemática de la búsqueda de identidad de origen biológico ligada a la circulación coactiva de niños y niñas, y a la apropiación de menores no vinculada a delitos de lesa humanidad.

Con este objetivo, el equipo de Orígenes Biológicos de la CONADI se propone, con este nuevo Programa, acompañar a las personas nacidas en Argentina que buscan su origen biológico, cualquiera sea su fecha de nacimiento.

Por otra parte, convocar a las madres y/o familiares biológicos que busquen hijas/os nacidos en Argentina separados de su familia al nacer, independientemente de las fechas o circunstancias en que se haya producido el nacimiento.

El Programa funciona en la CONADI y ya se encuentra en actividad siguiendo los objetivos propuestos. En tal sentido, sus medios de contacto son: correo electrónico: identidadbiologica@jus.gov.ar, o teléfono: 011-5300-4140 o 011-2756-8330. Es importante aclarar que el trámite es gratuito y el solicitante debe contar con su DNI y Partida de Nacimiento si la tuviera.

Entiendo fundamental, urgente y esencial la creación del “Programa Nacional sobre el Derecho a la Identidad Biológica” ya que existe, en la Argentina, una gran población que necesita encontrar sus orígenes biológicos más allá de los años del período militar y en está ocasión el Estado está saldando esa deuda con miles de ciudadanos que necesitan conocer su identidad porque sabiendo de dónde venimos construimos presente y futuro y eso es un derecho humano.

Me gustaría concluir con unas palabras de Alicia Stolkiner, directora del Área de Abordaje Interdisciplinario de la CONADI: “Nuestro objetivo es acompañar a los jóvenes en vías de restitución de identidad y a los distintos actores involucrados en los procesos judiciales, generando un espacio de intermediación y diálogo tendiente a prevenir los mecanismos de objetivación y a potenciar las dimensiones de subjetivación. Sabemos que es una situación que entraña algún riesgo de ‘objetivación’ y que, a la vez, tiene la potencialidad de liberarlos de la ‘objetivación’ intrínseca al proceso de apropiación mismo. Somos un actor más de un proceso en el que intervienen muchas personas y organismos, nuestra actividad es posible porque existen esas otras instancias. Entre ellas, la acción constante y sostenida de las Abuelas de Plaza de Mayo”.

Carla Elena. Autora de Esi, haciendo camino al andar. Es Psicóloga Social. Diplomada en “Violencia Familiar y Género”. “Derecho de Niñez y Adolescencia”. “Discapacidad” y “Educación en Contextos de Encierro”. Posgraduada en “Educación Sexual Integral: Desafíos de la implementación en el ámbito educativo y comunitario”. “Despatologización de las Diferencias”. Miembro de Forum Infancias. Docente. Columnista de SudestadaEl Furgón y Revista Movimiento. Participa en Radio Tinkunaco en temas sociales. Tw: @Carla_Elena5. Instagram: @carlaelena5, Mail carlaelena74@hotmail.com.

+ posts

Carla Elena

Read Previous

ARGENTINA: TODO CAMBIA CUANDO EL MAGNICIDIO APUNTA A LA CABEZA

Read Next

Las delegaciones olímpicas, la carne y la identidad nacional argentina

Facebook
Facebook