• 6 diciembre, 2022

Anasse Kazib: “En Francia la izquierda ha vuelto a poner la solidaridad de la clase trabajadora en el centro del escenario”

El “nuevo incendiario”, según la revista de derecha Valeurs actuelles, Anasse Kazib es un joven delegado ferroviario parisino, de origen marroqui, que ha cobrado notoriedad en el marco de las huelgas y movilizaciones que enfrentan la reforma del sistema de pensiones promovida por Emanuel Macrón. Sus frecuentes desafíos a la burocracia sindical, que incluyen un intercambio público con el poderoso secretario general de la CGT Philipe Martinez, despiertan simpatías cada vez más activas entre las bases trabajadoras. Columnista del programa radial Grandes Guelgues (Bocones)  y colaborador de @Révolution Permanente, su frecuente participación en debates televisivos inquieta a una burguesía que ha hecho del enfrentamiento entre la población obrera migrante y la clase trabajadora tradicional una de las claves de su hegemonía. La figura de Kazib, inmigrante, sindicalista, marxista revolucionario y, sobre todo, querido por sus compañeros, parece impugnar en sí misma ese concepto tan caro a la eficacia del dominio político de la clase dominante francesa. Reproducimos aquí parcialmente una entrevista que le realizara, a principios de mes, el sitio @Arret sur Images.

Traducción: María Isabel López


Por Lynda Zerouk/ Arret sur Images

Arrêt sur Images: ¿Cómo entraste a SNCF (1)?

Anasse Kazib: Nada indicaba que fuera a entrar a la SNCF, ni que mi padre hubiera tenido un contrato allí, ni que llegué como trabajador marroquí y desde los 18 años trabajé temporariamente ahí. Tengo un título como Técnico Ayudante de Arquitecto, que equivale a un Bachillerato Técnico; luego gané un concurso para ingresar a la Escuela Profesional de Artes Gráficas en Ivry. Pero el material de estudio es caro y eso sumado al aburrimiento, me hizo dejar en segundo año. Después trabajé tres años como cadete en laboratorios de análisis de sangre, antes de entrar como controlador de tráfico en SNCF.

ASI: ¿Y qué te impulsó a unirte a SUD Rail (2)?

AK: Apenas entré la gerencia quiso trasladarme a Amiens, lo que no me convenía porque mi esposa está embarazada y trabaja cerca de la casa. Me opuse tres veces pero me doy cuenta rápidamente que buscan echarme. Pero me encuentro con un delegado de SUD Rail, le cuento mi problema y tan pronto como los miembros del sindicato intervienen, la gerencia cambia de tono y acepta mi rechazo al traslado. Entonces entiendo el peso que puede tener un sindicato. Pero al principio, en 2013, me afilio a SUD Rail en agradecimiento por su intervención. El verdadero clic vendrá con la reforma ferroviaria de 2015 y la ley laboral conocida como El Khomri (3), bajo la presidencia de Hollande (4). ¡Había votado a Hollande por primera vez y me dije que no! No hay difrencias entre votar por burgueses de izquierda o de derecha.

ASI: ¿Entonces decidiste ir más allá en tu compromiso?

AK: Sí, en noviembre de 2015 fui elegido para SUD Rail. Hoy, el 50% de los agentes en mi sector están sindicalizados con SUD Rail. En 2017 iniciamos una huelga “por goteo” de enero a mayo, prorrogable por 32 días, y ya con las acciones del mes de mayo, antes de firmar un acuerdo, conseguimos puestos de trabajo, un bono de 1000 euros, y mejoras administrativas.

ASI: También colaborás en el Portal de la extrema izquierda Révolution Permanente (NPA) (5) lanzado en junio de 2015, nombre elegido con referencia a la consigna de Karl Marx.

Anasse Kazib: Sí, porque siempre supe que con el sindicalismo no basyaba. En 2017, cuando se organizó una huelga en Le Bourget, ningún medio habló de ella, excepto Révolution Permanente. Un día vino un periodista de Le Parisiene. Nos preguntó cuál era el impacto de la huelga en los pasajeros y le dijimos “ninguno”, porque la huelga es en el transporte de mercancías. Entonces, cerró su cuaderno. No le pareció útil saber más. Apenas escribió una breve referencia.

ASI: ¿Cómo empezaste a colaborar con este sitio?

AK: Durante las manifestaciones de Nuit Debout (6) conocí a muchos compañeros del mundo obrero. A fuerza de cruzarme con los colaboradores de Révolution Permanente, empiezo a interesarme en los medios y el marxismo. Yo, que no leía muchos libros, aparte de los obligatorios en la escuela, estaba impresionado por las obras de Marx como El Capital, y las de León Trotsky o Antonio Gramsci. Después me ofrecieron escribir para el sitio. Así es que escribo artículos, editoriales y hemos tenido reuniones desde finales de 2017. Para mí, Révolution Permanente es hacer política desde abajo y no política de la ENA (7).

ASI: En mayo de 2018, te convertiste en columnista del programa Grandes Gueules (8) de RMC. ¿Cómo vas de uno a otro, entre estos dos extremos?

Anasse Kazib: Conocí a Grandes Gueules gracias a mi supervisor cuando trabajaba como cadete para un laboratorio de análisis de sangre. Él no escuchaba más que eso y yo quedé realmente enganchado. De repente me encontraba haciendo mis recorridos escuchando el programa y seguía todas las ediciones hasta el final del horario de trabajo. Lo que más me gusta es la diversidad del programa y de los invitados. Fútbol, política, temáticas sociales e inclusive ha habido un “Lahaie, el amor y vos” (9), todo eso me agradó. Hay total libertad, hablamos sin filtro. Entonces, cuando me ofrecieron participar como columnista, acepté.

ASI: ¿Y cómo te descubrieron?

AK: Como oyente, hacía llamadas en vivo de Bourdin a BFM-  RMC, y cuando les interesa tu intervención, la producción te llama para que puedas hablar sobre otros temas. En mayo de 2018, la programadora y coproductora del programa, Anais Sinsz, me dijo: “¿Querés venir a Grandes Guelgues para hablar sobre el trabajo de un ferroviario en durante la semana de protesta ‘Salvemos el servicio público ferroviario’?” Acepto, pero me ubico en defensa la huelga de los trabajadores ferroviarios. Después del show, Anais me dijo “estuviste fantástico, ¿podés hablar sobre otros temas actuales?”. Entonces me dio una oportunidad con Charles Consigny, yo nunca lo había hecho antes. Y entonces recibo muchas felicitaciones, inclusive de los anfitriones Truchot, Marshall, que me dijeron que se me veía muy cómodo. Yo encarnaba al trabajador, padre, joven de la clase trabajadora, musulmán, involucrado en la vida sindical y asociativa. Los otros, en general, provienen todos del mismo molde.

ASI: Precisamente, ¿no tenés miedo de quedar encerrado en este papel, una especie de aval, en un programa que promueve controversias entre el Islam y las barriadas de la clase trabajadora?

AK: Para nada. Con o sin mí, es un programa muy seguido, con mucha audiencia. No me para existir. No conozco ningún programa con una audiencia equivalente, donde la gente habla sobre la dictadura del proletariado, la lucha de clases, la evasión fiscal. Pero también de ecología. Cuando Pascal Canfin (10) apareció en el set le dije que era un charlatán de ecología. O “le puse los puntos” al animador televisivo de France 2, Patrick Sébastien que criticó en su libro el fenómeno #BalanceTonPorc (11). Al final, casi no hablé sobre el velo o el Islam, hablé mucho más de los chalecos amarillos, por ejemplo.

ASI: Te han acusado de “terrorismo verbal”, y atacado en artículos de Valeurs actuelles y L’Incorrect ¿Por qué?

AK: Sé que con otros miembros del sindicato, la forma de discutir es diferente. Frente a mí, hay mucho nerviosismo, constantemente me piden que deje de gritar, critican el tono de mi voz y siempre dudan de lo que digo, debido a mis orígenes sociales y mi filiación religiosa. Permanentemente buscan en mí “lo radical”. Nunca llamarían a Martínez (12) “fundamentalista católico”. Para L’incorrect, yo soy “salafista”. Lo que estas personas odian es a la extrema izquierda, la religión es sólo una máscara. Si yo comiera de manos de la burguesía, podría ser de la Legión de Honor. La izquierda paraliza a la burguesía. Lo que los asusta es que explique hasta al último peón rural, a cualquier trabajador, que estamos todos en el mismo infierno capitalista. Lo que los inquieta es que desde la izquierda hemos vuelto a poner la solidaridad de la clase trabajadora en el centro del escenario.

ASI: ¿Creés que tu mensaje se escucha en estos debates?

AK: Por supuesto. Cuando le dices a la gente que no es Kader (13) el que hizo cerrar Whirpool, no es Samira quien entregó la Legión de Honor a BlackRock (14), hasta el más tonto entiende. Mirá cómo los chalecos amarillos han debilitado las posiciones de la extrema derecha. Hoy el Rassemblement National (15) defiende nuestra huelga para pelear su batalla política. Pero yo dije que no iré a un programa si hay alguna personalidad de la extrema derecha, porque no quiero que se interprete que tenemos una alianza con ellos. No hay peor enemigo de los trabajadores y de la ecología que el RN.

ASI: ¿Y cómo podés asegurar que se escucha lo que planteás?

AK: Los huelguistas mucho más que la huelga están ganando la batalla por la opinión pública. Mirá la última encuesta de Odoxa para Le Figaro y Franceinfo. Más del 60% apoya la huelga. Nos guste o no, la gente mira televisión. Vas a bares, kebabs (16), CNews y BFM están y la gente mira. Aunque pertenezcan a Drahi o Arnault, no podemos ignorarlos. O los dejamos hablar a ellos, o entramos al ruedo. Todo está hecho para que la gente no tenga tiempo de pensar en política. Abandonar el espacio de los medios y dejarlos discutir entre ellos, sería el mejor regalo que les podríamos hacer a las elites.

(1)         Por sus siglas en francés: Société Nationale des Chemins de fer Français, Ferrocarriles estatales de Francia.

(2)          SUD Rail: Sindicato ferroviario, integrante de la central sindical @Solidaires.

(3)          Ley que estableció la posibilidad de negociar a nivel de empresa la limitación de los porcentajes pagados por horas extras.

(4)          Francois Hollande: Presidente de Francia entre 2012- 17, por el Partido Socialista. Ganó con el 52 % de los votos con un discurso izquierdista, para aplicar después un programa de reformas favorables a la burguesía francesa.

(5)          Nuevo Partido Anticapitalista, fundado en 2009 (en francés Nouveau Parti Anticapitaliste).

(6)          Movimiento surgido en Francia contra las reformas laborales, en cuyo marco  se desarrollaron grandes manifestaciones a partir de marzo de 2016, que se extendieron en abril a ciudades de España, Bélgica y Alemania.

(7)          Ecole Nationale D’ administration. Escuela en la que se educa el alto funcionariado del estado burgués francés, reservada a la élite, y de la que surgen los cuadros tanto de derecha como de “izquierda”.

(8)          “Bocones”, por Radio Monte Carlo (RMC) de París.

(9)          Programa radial en que la actriz Brigitte Lahaie trata temas vinculados a sexualidad y relaciones sentimentales.

(10)        Ex eurodiputado Verde, actualmente integra la Association pour le renouvellement de la vie politique, partido fundado por Macrón conocido popularmente como La República en Marcha (LREM).

(11)        “Denuncia a tu cerdo”, movimiento del tipo del #MeToo estadounidense.

(12)        Philippe Martínez, secretario general de la CGT, principal central sindical.

(13)        Ex futbolista nacido en Togo. Se refiere al cierre de la planta de Whirpool en Amiens, ciudad de la que es oriundo Emanuel Macrón.

(14)        Niña libia de 10 años que huyó de su país para evitar la ablación del clítoris, y que Francia quiso expulsar. Kazib se refiere al nombramiento de Jean-François Cirelli, presidente de BlackRock France, como Oficial de la Legión de Honor.

(15)        Ressemblement National (RN), Concentración Nacional en castellano, partido de la extrema derecha, dirigido por Marine Le Pen, que reemplazó al Front National fundado por su padre Jean- Marie Le Pen.

(16)        Comida árabe. En Francia también se usa el término para referirse a los bares populares árabes.

+ posts

El Furgón

Read Previous

Rodolfo Walsh: “Respuesta a la embajada de Israel”

Read Next

Sergio Berni: entre la mano dura, gatillo fácil y pistolas Taser

Facebook
Facebook